Desmitificando el uso del IoT

Domingo, Octubre 1, 2017
El IoT no es inseguro

La falta de prevención es uno de los principales enemigos a vencer para hacer un IoT más seguro.

Quienes estamos en esta industrias sabemos lo que el Internet de la Cosas (IoT por sus siglas en inglés) puede hacer por nuestras empresas, ciudades y hasta naciones, pero he visto muchas veces que su adopción está rodeada, y a veces demorada o hasta impedida, por una serie de mitos.

Mito #1 El IoT es inseguro.

La acelerada proliferación y adopción de dispositivos conectados a IoT ha despertado la preocupación general de las empresas y personas, por las consecuencias que podrían llegar a tener los fallos de seguridad de los mismos. Mucho se ha hablado y escrito sobre el riesgo por fallos de seguridad en el IoT.

Incluso se ha culpado a los desarrolladores, fabricantes y proveedores de plataforma de la falta de niveles de seguridad, metodologías de diseño y pruebas que garantice tanto la funcionalidad de los dispositivos como la protección de los usuarios ante ciberamenazas.

En el camino hacia construir un mundo conectado los que integramos ésta industria hemos enfrentado diversos retos, para garantizar que las plataformas o los dispositivos de IoT son seguros. Diariamente estamos trabajando para no dejar huecos de seguridad que les dé una oportunidad a los hacker de robar información. Aún falta mucho por hacer, es cierto.

No obstante, desde mi punto de vista, considero que lo primero que se debe saber en materia de seguridad en el IoT, y de donde deben de partir las empresas o las personas que buscan integrarse a este tipo de tecnología, es que cualquier dispositivo conectado a Internet tiene las puertas abiertas a la inseguridad y es susceptible de sufrir un ataque en cualquier momento.

Dicho lo anterior, considero que es momento dar nuevos pasos para tener un IoT más seguro. Es momento de ser más conscientes y responsables de lo que nos toca hacer para disminuir o mitigar el riesgo de sufrir un robo de información o un ataque que ponga en riesgo a nuestros negocios.

La gran parte de los problemas de seguridad que se han registrado en los últimos años en IoT, se deben principalmente a una falta de cultura de la prevención y del cuidado de las empresas y de las personas, quienes deben ser más conscientes de que usar un software viejo, o no tener parches de seguridad y las últimas actualizaciones, las hace más vulnerables de sufrir un ataque.

En ese sentido me pregunto: ¿Qué medidas de seguridad están tomando actualmente? ¿Cómo se protegen?

En Identidad IoT consideramos que para ser menos vulnerables las empresas y personas deben centralizar el control de los dispositivos y manejarlos a través de una plataforma en donde exista una llave de seguridad de información.  Es importante que también realicen procesos de auditoría y verificación para garantizar continuamente que las plataformas y dispositivos cuentan con las actualizaciones o parches de seguridad necesarios.

Para el 2020, de acuerdo con previsiones de la firma de consultoría Gartner, se prevé que en el mundo habrá casi 21 mil millones dispositivos IoT conectados. mucho en qué trabajar. ¿No cree?